viernes, marzo 25, 2005

cambio de lema

Más de una vez me he preguntado si es sano proponerse metas a corto plazo, incluso diarias. Si en verdad se llevan a cabo se siente un gran regocijo, pero si por alguna razón se quedaron pendientes se siente uno defraudado, timado, y lo peor de todo es que no se puede culpar a nadie más que a uno mismo.

Eso me pasa con una regularidad inaudita, y lo cierto es que no me gusta para nada. Hay días en los que simplemente prefiero no proponerme nada en específico y dejarme llevar por los acontecimientos, pero desafortunada o afortunadamente no siempre puedo hacer esto, en particular cuando tengo que organizar mi tiempo de una forma u otra para poder cumplir con todos los quehaceres tanto de la escuela como de la casa, y de ser posible atender asuntos personales que aunque no tienen, por decirlo así, fecha de caducidad, tampoco puedo ignorarlos por siempre. Mi lista de pendientes está permanentemente de color rojo, y aunque me encantaría verla de color negro, lo cierto es que no hago lo necesario para lograrlo.

Antes siempre recurría a la excusa de falta de tiempo, pero últimamente ya no puedo hacerlo, pues sé que si en verdad quisiera podría cumplir con mis pendientes y nuevos propósitos sin tener que dejarlos para después. Creo que mi gran problema empezó cuando adopté el lema “Más vale tarde que nunca”, pero creo que lo he llevado al extremo.

Estoy consciente de que cualquier cambio en el carácter no se puede lograr de un día para otro, pero definitivamente tiene que tener un punto de partida definido. He decidido que ese punto de partida es hoy. Veremos cuánto tiempo tardo en lograr mi cometido.

“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”

1 comentario:

Chris dijo...

Concuerdo contigo en todo momento Thali, a mi tambièn me pasa seguido, quieres hacer todo y no haces nada. Tenemos que cambiar, porque si llega el momento en que te sientes mal contigo mismo y empezamos a culpar a inocentes. Creo que hay que ponernos las pilas porque es feo reconocer nuestros errores, asì que hay que enmendarnos no crees? Bien dicen: "Se empieza por el principio".