miércoles, junio 15, 2011

Horrografía

Ay qué horror, qué espanto ¡mis ojos!

Me encargaron hacerle unas modificaciones a un software y para ello también me tuve que meter con la base de datos. Cómo me encantaría poder renombrar los campos hoy mismo, porque hacer consultas a tablas con columnas como las que a continuación muestro verdaderamente me da dolor de estómago =S
Ni modo, por el momento me tendré que aguantar y hacerme de la vista gorda.

Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecundante - Miguel de Unamuno

1 comentario:

Serge dijo...

*O_o

aaaah su madre, pero no ha sido lo peor que he visto... '._.