miércoles, septiembre 14, 2005

un pequeño telegrama

Hace muchísimo que no escribo nada, y la verdad no creo escribir mucho ahorita porque tengo tanto sueño que no puedo pensar bien.
A pesar del cansancio, estoy muy muy contenta porque ayer fui a ver a Diana Gabaldon EN PERSONA!!! La verdad es que aún no me la creo. Fue una experiencia inolvidable.
La próxima semana tengo el examen final del nivel básico del alemán y estoy algo nerviosa, pero a pesar de todo no creo que esté tan grave.
Cómo ha pasado el tiempo!!! Ya llevo más de 2 meses en Alemania y aunque sí he tenido varios días de nostalgia, me la he pasado increíble.
Mi estancia en Frankfurt se acaba la próxima semana, y todavía no estoy segura de lo que voy a hacer después. Los del DAAD supuestamente nos van a conseguir un lugar para vivir, pero todavía no nos dicen dónde ni a partir de cuándo nos podemos cambiar. A más tardar tenemos que estar el 4 de octubre en Magdeburg, así que ahora sí mis semi-vacaciones están a punto de llegar a su fin.
No sé lo que me espere, pero presiento que sea lo que sea, va a ser muy bueno.

The self is not something ready-made, but something in continuous formation through choice of action - John Dewey

2 comentarios:

gabo atrish dijo...

Wow! Es impresionante que hayas podido conocer a una de tus autoras favoritas en persona. Ya lo imagino! Si yo conociera a Gabo Márquez en persona me desmayo.
Pero, hablando de otros asuntos, tienes razón, ya ha pasado mucho tiempo y me da gusto verte que lo has aprovechado y te ha gustado. Ahora llega el momento de dar un nuevo paso hacia adelante y aunque parece un paso grande te puedo asegurar que al final todo saldrá bien pues hay en ti tantas cualidades y capacidades que no hay obstáculo que no puedas vencer si te lo propones.
Mucha suerte en la nueva etapa que inicia. Y disfruta de lo que queda de esta.

Julieta dijo...

¡¡¡Hola Bizcochito!!!
Esto e sun reclamo por no escribirme. En fin... me da gusto que estés muy bien y contenta. Aprovecha mucho todas las experiencias y muchísima suerte en el examen y en la nueva etapa.
Se te extraña,
Julieta